La tienda de moda Boulevard Ibiza planteó a Surumbam la necesidad de reposicionar gráficamente su marca desde una estética de outlet de marca hombre-mujer a un segmento vintage exclusivamente femenino. Tras recopilar la información necesaria, Surumbam planteó una marca diferente que encajara en las coordenadas deseadas por el cliente y adaptada al target potencial. El resultado fue una marca clásica, a  un solo color y con 2 tonalidades en su aplicación a papelería.

El desarrollo de la marca se aplicó también a rótulo exterior, tarjetas y bolsas. Todos los elementos con un denominador común: una estética retro y reivindicativa de las líneas más clásicas y tradicionales.

Surumbam se ocupó del diseño de la marca, de la preparación de las distintas aplicaciones y de la supervisión de la realización.